Los artistas robóticos que pintan como hormigas

robot_art.jpg

El creador portugués Leonel Moura ha dado un nuevo paso en el intento de que el arte, esta vez ayudado por la robótica, imite a la vida y ha creado unos pequeños autómatas capaces de pintar siguiendo el comportamiento de las hormigas.

Las obras y los propios seres artificiales que las componen y firman han conquistado ya espacios en museos y galerías de Nueva York y Lisboa y se pueden cotizar hasta a 20.000 euros por pieza.
Con una trayectoria más cercana a la computación bioinspirada (ciencia que se basa en la actividad de la naturaleza) que de la novela futurista ‘Yo Robot’ (1950), del estadounidense Isaac Asimov, Moura saca partido de sus estudios sobre el comportamiento de los insectos sociales.
El artista portugués forma parte de una corriente en la que también figuran intelectuales como el ingeniero electrónico italiano Marco Dorigo, que considera que el trabajo cooperativo de las hormigas puede resolver muchos problemas de logística y transmisión de datos por internet.
Al igual que Doriga, Moura ha centrado su atención en estos insectos por su capacidad de encontrar siempre el camino a seguir y lo ha trasladado a las creaciones robóticas introduciendo algoritmos que copian el comportamiento de las hormigas.
A partir de las investigaciones sobre la actividad de esos y otros insectos sociales, intentó reproducir artificialmente en sus pequeños robots un sistema de comunicación basado en un rastro químico, el de la feromona.
Moura asegura, en declaraciones a Efe, que lo ‘artificial es una forma de vida’ y pone su afirmación en práctica gracias al uso de colores en sustitución de las feromonas que desprenden las hormigas al moverse.
Los robots hormiga reaccionan ante la aparición de líneas, trazos o manchas sobre el espacio artístico en el que evolucionan.
Con esa técnica imitadora de la vida, los pequeños ingenios artistas crean diseños abstractos que, a pesar de parecer fruto del azar, siguen patrones definidos y se acercan al denominado ‘bioarte’.
Para realizar sus creaciones, sobre un lienzo en blanco, los robots pintan pequeños trazos de color de forma aleatoria, para después buscar colores y líneas por medio de sus sensores orientados a la tela por la que se mueven de forma autónoma.
Moura asegura que este tipo de arte sigue los preceptos marcados por la ‘action painting’ de Jackson Pollock o el surrealismo definido por el francés André Breton como arte sin cualquier ‘ejercicio de razón’ o ‘preocupación estética o moral’.
El fruto culminante del trabajo del artista portugués es el RAP (Robotic Action Painter), creado para el Museo de Historia Natural de Nueva York.
Cuando este pequeño autómata decide que su pintura está concluida, en función de la información que recoge del lienzo, se dirige a la esquina inferior derecha y firma su nueva creación.
La experimentación artística de Moura no se reduce a los autómatas pintores y otra creación de la que se siente muy orgulloso es el robot poeta, bautizado con las siglas ISU y diseñado para hacer composiciones mediante asociación de caracteres y palabras, con un estilo que recuerda al letrismo.
El artista portugués abrió recientemente una galería de arte para mostrar y vender sus creaciones, que pueden alcanzar un precio de hasta 20.000 euros.
Entre los trabajos elaborados con técnicas bio-robóticas destacan composiciones sobre obras de Picasso, Frida Kahlo y Warhol y otra compuesta por ISU con las letras de la canción ‘Hey Joe’, del legendario guitarrista de rock Jimi Hendrix.
‘Las creaciones de los robots provocan fascinación en el público, que entiende que no se trata de una fotocopiadora, sino que son obras únicas porque mis robots nunca hacen una pieza igual’, asegura Moura, que tiene previsto trasladar de Nueva York los cuadros de RAP para exponerlos en su galería de Lisboa.
Moura ha creado ocho robots pintores diferentes y decidió construir en las afueras de la capital portuguesa una especie de zoológico para sus criaturas mecánicas, el Robotarium X, con 40 ejemplares encuadrados en una docena de especies.

EFE
(Artigo da revista Terra)

Anúncios

No comments yet

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s

%d bloggers like this: